Español (ES)
Español (ES)
2020-04-07

Deflectores Burnley® en una planta de refinería de aceite de soja en China

Siempre es satisfactorio recibir comentarios positivos de nuestros clientes. Recientemente  hemos escuchado de nuestro cliente en China, una planta de refinería de aceite de soja que instaló los Deflectores Burnley® de Mideco a principios de este año.

La planta estaba ubicada cerca de un río, y el producto se descargaba de los barcos por medio de una grúa, después a una tolva y luego a los camiones. Los camiones transportaban la soja a un área asignada donde era arrojada a una tolva subterránea. El proceso de vertido generaba polvo pesado el cual creó un ambiente de trabajo peligroso y resultó en múltiples quejas por parte del personal. Desafortunadamente no había presupuesto para instalar un equipo costoso y complicado para reducir la cantidad de polvo y el problema persistía.

No fue hasta que el cliente escuchó de los Deflectores Burnley® de Mideco. Este dispositivo de supresión de polvo patentado internacionalmente puede evitar que el 75% del polvo se escape sin el uso de equipos de extracción adicionales. Esto se debe a su diseño único y capacidad de personalización. También es mucho más económico y más eficiente que instalar un colector de polvo.   

La gerencia decidió probar los Deflectores Burnley® para la tolva subterránea y el efecto fue inmediato. Se eliminó el polvo sin ningún retraso en los procesos de descarga, la administración quedo satisfecha con la solución rentable y cesaron las quejas del personal.

Como con la mayoría de los proyectos de granos, recomendamos al cliente Deflectores Burnley®, Modelo 1. El grano es la aplicación más popular, sin embargo con cinco modelos diferentes,  los Deflectores Burnley® pueden reducir el polvo durante el manejo de varios materiales a granel secos, desde granos hasta fertilizantes y minerales.

La unidad fue vendida a través de nuestro socio en China: Quingdao DS Environment Technology Co. Ltd., e instalada en la planta a principios de año. Este fue nuestro primer envío a China, pero definitivamente no el último.