Español (ES)
Español (ES)

Procesamiento de minerales

Las partículas de polvo se generan y pueden transportarse por el aire durante muchas actividades asociadas con la producción y el procesamiento de rocas y minerales. La sobreexposición a polvos minerales y metálicos puede tener serias consecuencias para la salud humana.

El polvo de roca, incluido el polvo de carbón y el polvo de silicio, puede causar problemas pulmonares a largo plazo, como silicosis, asbestosis y neumoconiosis.

La exposición a minerales que contienen aluminio, como la bauxita y los minerales de hierro, a menudo acompañados de sílice, pueden conducir al desarrollo de fibrosis pulmonar y enfermedad pulmonar intersticial. La exposición excesiva al polvo de cobre durante las operaciones de fundición puede causar náuseas, vómitos, dolor abdominal y tiene potecial para provocar daño hepático.

Múltiples estudios independientes también han encontrado que la exposición ocupacional al polvo mineral está fuertemente asociada con el riesgo de enfermedad reumatológica.

Las plantas de procesamiento de minerales requieren sistemas de control de polvo efectivos y altamente personalizables que los ayuden a cumplir con las regulaciones de la industria y proteger a su personal.

La gama de soluciones de polvo de Mideco, desde colectores de polvo hasta deflectores Burnley® Baffles patentados internacionalmente, personalizables para varios tamaños de material a granel y adecuados para tolvas de cualquier tamaño, pueden satisfacer todas sus necesidades relacionadas con polvo mineral.

El diseño de nuestro galardonado sistema de supresión de polvo, Bat Booth®, está incluido en la publicación más respetada de seguridad y salud ocupacional sobre polvo mineral: el último Manual de Control de Polvo para la Minería Industrial de Minerales del Instituto Nacional de Seguridad y Salud Ocupacional (NIOSH) de EEUU. Bat Booth® se presenta como uno de los sistemas de eliminación de polvo del personal más efectivos que ayuda a mantener la exposición al polvo al mínimo, reduciendo así el riesgo de enfermedades pulmonares ocupacionales.